La pequeña gran democracia que vuelve a Cerro Navia


En la escuela Presidente Roosevelt se toman en serio su nombre, porque un o una Presidente no es puesto a dedo, ni sale con más aplausos o porque entrega más bolsitas de dulces a otros niños y niñas. No, no y no.

Los y las presidentes salen por sus ideas y propuestas. E inspirados por este desafío, nada menos que 24 peques se lanzaron para dirigir el Centro de Estudiantes del colegio este año.

Pero no son sólo ellos, a lo largo de todos los colegios de la comuna se está retomando esta costumbre civil y participativa de elegir a los Centros de Estudiantes a través del voto, una verdadera clase de Educación Civil para quienes dirigirán el futuro del país en unos años más. Y en esa línea van los esfuerzos de la Dirección de Educación, quienes han buscado que se vuelvan a reestablecer y fortalecer en cada Centro de Estudiantes, de Apoderados y -en sí- en cada escuela de la comuna, ese vital nexo entre Educación y Democracia.

“Esta es la primera vez que se hace como iniciativa”, nos dice Daniel Lillo, el encargado de Convivencia Escolar de la escuela, “La escuela inició su proceso de elecciones de Centro de Estudiantes a la vuelta de las vacaciones de invierno, a fines de junio se eligió el Tricel -las directivas de cada uno de los cursos lo eligió-, y quedó constituido por siete niñas. Ya a la vuelta de vacaciones se inició el proceso de propaganda con todos los candidatos. El requisito era solamente que tuvieran la decisión de integrar el Centro de Estudiantes, por lo tanto muchos postularon, tuvimos 36 candidatos inicialmente. En el proceso se fueron bajando algunos y quedamos con 24 candidatos finalmente, que son los que aparecen en la papeleta hoy día.”

Este periodista en terreno, cual Fundación Carter en elecciones internacionales, verificó que el proceso se estaba llevando a cabo con total transparencia y apegado a las normas más estrictas. “Los niños han venido a votar por cursos y se ha desarrollado todo con absoluta normalidad. Vienen con el profesor con el que tenían clase, votan todos, y el Tricel está funcionando en orden también, una delegada es la que entrega el voto, otra saca la firma, otra hace un ticket y como escuela les entregan también un dulce y un sticker, como sello de que votaron”, nos comentaba Daniel a la entrada de un poblados centro de votación.

¿Pero sería democrático no preguntarle a los niños y niñas, quienes estaban justamente participando para que su voz fuese escuchada?, pues claro que no. Así que esperamos una pausa en el proceso y entrevistamos a algunas de las encargadas del proceso mismo, las niñas del Tricel:

Grace Pino 5°A

– ¿Qué te ha parecido el proceso democrático hasta el momento?

– Estresante

– ¿Ha venido mucha gente a votar?

– No tanta, pero si se juntaba mucha en mi puesto

– Y más allá del estrés, ¿qué te ha parecido toda la participación de los niños?

– Buena, porque ellos igual sabían que primero había que ir a buscar el voto, después dejarlo en la urna y después venir acá.

Laura Gomez 5°B

– Cuéntame, ¿qué te ha parecido participar en esta instancia?

– Estresante, porque los niños venían súper rápido, uno tenía que entregar súper rápido, entonces mientras te entrgeaban lo otro, entonces era un poco estresante.

– Pero ahora ya están mejorando, ¿no?

– Si, por ahora ya nos estamos acostumbrando

– ¿Y cómo has visto el tema de la presentación de los candidatos?

– Bien, interesante. Buenas propuestas y todo eso.

Paulina Pay 7°B

– Tú eres de las más grandes del Tricel, ¿no?

– Sí, jeje

– ¿Te ha gustado ser parte de este Tricel?

– Sí

Y tú llevas más tiempo en el colegio, ¿esto en otros años no se había hecho?

– No

-¿Y qué te parece que se empiece a tomar en consideración el voto de los niños para tener su Centro de Estudiantes?

– Bueno, porque así se conocen mejor, tienen mejor convivencia, y cuando tengamos problemas los van a poder solucionar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.